todanoticia

Cultura

La vida de la Sagrada Familia se relata en 120 pesebres en una muestra en Ciudad del Vaticano


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- Desde el pasado 7 de diciembre hasta el 13 de enero, la celebración del bautismo del Señor, el mundo podrá disfrutar a la Sagrada Familia en 120 maneras diferentes en la muestra internacional 100 pesebres, que a partir de este año se expone en el Vaticano, informó el portal vaticannews.va.

La iniciativa ha llegado ya a su 43 edición, antes se podía disfrutar en la Plaza del Popolo. A partir de este año se trasladó a la Vía de la Conciliación, organizada por el Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización.

Esta iniciativa la ha organizado Mariacarla Menaglia, directora de la Revista de las Naciones, una asociación que por 42 años ha organizado este evento. Es la hija del fundador, Manlio Menaglia. Como ella misma dijo, su padre quiso mantener viva esta tradición típicamente italiana. El primer pesebre lo hizo san Francisco de Asís, al crear el primer pesebre viviente, indicó el portal vaticannews.va.

En honor a Panamá

Este año, la exposición tuvo un carácter especial. Una serie de actos en honor a la próxima Jornada Mundial de la Juventud en Panamá.

La embajada de Panamá ante la Santa Sede no solo expuso dos pesebres, sino que además, preparó para los presentes una presentación cultural, villancicos navideños panameños y de América Latina, se presentó el himno de la JMJ y los presentes pudieron disfrutar de bailes folclóricos.

En la inauguración, el presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, monseñor Rino Fisichella, expresó que su dicasterio acogió con entusiasmo esta propuesta dentro del concepto de la evangelización, porque como declaró el pesebre, es una bella tradición cultural que se inició con la genialidad de san Francisco de Asís, y luego se difundió por todo el mundo, como un gran instrumento de evangelización. Son tantas las personas que cada Navidad se detienen ante el misterio de Dios hecho hombre, representado por estatuillas, que en tantos casos son verdaderas obras de arte, que invitan a la oración, a reflexionar y a descubrir el amor de Dios que se hizo niño por nosotros.