todanoticia

Estados Unidos y Canada

EE.UU: Demócratas recuperaron control en Cámara de Representantes, republicanos mantienen el Senado


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- El Partido Demócrata ganaba al menos 24 escaños en la Cámara de Representantes tras el escrutinio realizado entre la noche del martes y la madrugada de este miércoles, y recuperó el control de la cámara baja, una victoria que podría poner a prueba la agenda del presidente Donald Trump los dos próximos años y derivar en multitud de pesquisas sobre sus negocios y su gobierno.

En uno de los comicios de mitad de periodo más volátiles de la historia estadounidense, los demócratas lograban a las 03:00 (de Ecuador) las 218 bancas necesarias para la mayoría.

Sumaban 218 contra 193 de los republicanos, cuando faltaban 24 escaños por definirse a esa hora de la madrugada. Esto rompió el dominio ejercido por los republicanos durante los últimos ocho años en la institución, que comenzó con la revolución del Tea Party en el 2010.

Aunque el Partido Republicano retuvo el control del Senado, el triunfo demócrata en la Cámara quebró el monopolio republicano en Washington y abrió una nueva etapa con un gobierno dividido.

"Mañana (miércoles) será un nuevo día en Estados Unidos”, dijo la líder demócrata Nancy Pelosi en Washington.

Los demócratas necesitaban sumar otros 23 escaños a los conseguidos en el 2016, para recuperar el control de la cámara baja.

Los candidatos demócratas ganaron escaños republicanos en varios distritos suburbanos a las afueras de Washington, Filadelfia, Miami, Chicago y Denver, que eran considerados objetivos primordiales para el cambio ya que apoyaron a Hillary Clinton en el 2016. Además, se adentraron en el territorio de Trump al intentar recuperar a los votantes blancos de clase obrera.

Las elecciones de mitad de legislatura suelen ser complicadas para el partido en el poder, y los aspirantes republicanos estaban a la defensiva en muchas pugnas en todo el país.

Los demócratas se beneficiaron del extraordinario entusiasmo de los votantes, de una sólida recaudación de fondos y de las nuevas caras en sus boleta. Bajo el paraguas de la formación se presentaron más mujeres que nunca, además de veteranos y minorías, muchos motivados por la alarma generada por el ascenso de Trump.

En los suburbios de la capital, la representante de Virginia Barbara Comstock, quien era una de las republicanas en mayor riesgo de ceder su escaño, perdió ante Jennifer Wexton, fiscal y legisladora estatal.

En la zona de Miami, Donna Shalala, que en su día formó parte el equipo de Clinton, ganó un escaño mientras que el representante republicano Carlos Curbelo perdió en su intento por renovar su mandato por tercera vez en otro distrito, ante la demócrata ecuatoriana Debbie Mucarsel-Powell.

Pensilvania lucía particularmente desalentador para los republicanos tras el reordenamiento de los distritos impuesto por un tribunal y una serie de retiros que dejaron varios escaños disponibles. El favorito demócrata Conor Lamb, quien sorprendió a Washington al ganar una elección especial en el estado, venció al representante republicano Keith Rothfus en un nuevo distrito. Al menos otros tres distritos que eran republicanos pasaron a manos de demócratas.

En Kansas, la demócrata Sharice Davids desbancó al titular republicano y se convirtió en la primera mujer indígena y homosexual en ser elegida a la cámara baja.

Pero en Kentucky, una de las principales aspiraciones demócratas, la expiloto de combate de la Marina Amy McGrath perdió frente al republicano de tres periodos Andy Barr, en el distrito del área de Lexington.

En las afueras de Richmond, Virginia, el que en su día fuera favorito del Tea Party, el congresista Dave Brat, perdió ante la demócrata Abigail Spanberger, una exagente de la CIA que entró en política cuando el gobierno votó para eliminar la Ley de Cuidado de Salud Asequible impulsada por el expresidente Barack Obama.