todanoticia

Local

Cristina Fernández de Kirchner acusó a Macri de persecución política en el escándalo de los sobornos


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- La expresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, afirmó que el presidente del país suramericano, Mauricio Macri, impulsa una persecución en su contra.

Así lo indicó, Fernández, en un texto que publicó en sus redes sociales, a su vez , Cristina consideró “ridículo hacernos creer que haya sido Néstor Kirchner quien organizó el sistema de cartelización de la obra pública a partir del 25 de mayo de 2003, en un país cuyo presidente es Mauricio Macri”.

A su vez la expresidenta recordó que Macri integra una familia que hizo fortuna desde los años 70 gracias a los negocios de sus constructoras con el Estado. El primo del Presidente, Calcaterra, exdueño de Iecsa, reconoció ante el juez que pagó sobornos durante el kirchnerismo. Fernández de Kirchner dijo ahora que la “persecución juidicial” que padece es “sólo comparable a aquella que se llevó a cabo en tiempos en que se encontraba suspendida la vigencia de la Constitución Nacional”, en época de dictadura militar.

Cabe destacar que la también congresista volvió a los tribunales, tras ser acusada de un supuesto soborno, cuyo caso es llevado por el juez Claudio Bonadio.

El juez la acusa de ser la líder de una organización que desde el Estado montó un esquema de recaudación de dinero negro, aportado por las empresas que durante su Gobierno se beneficiaron con millonarios contratos de obra pública.

La expresidenta llegó a media mañana a los tribunales federales de Comodoro Py, en el centro de Buenos Aires, y presentó un escrito ante Bonadio. Una hora después abandonó el edificio y volvió a su casa. No hubo militancia acompañándola porque ella lo pidió así.

En abril de 2016, Kirchner convirtió su primera declaración ante Bonadio, en una de las seis causas que enfrenta, en un gran mitin político. Sus seguidores montaron un escenario y desde allí habló a la multitud. Dijo entonces que era una perseguida política, los mismos argumentos que desgranó por escrito. Pero esta vez puede ser diferente.