todanoticia

Futbol

Presidenta croata Kolinda Grabar-Kitarovic, la ‘novia del Mundial’


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- El nombre Kolinda Grabar-Kitarovic, presidenta de Croacia, es parte de la historia del Mundial Rusia 2018. La carismática mandataria, pese a tener privilegios por su cargo, optó por llegar a la sede de la jornada mundialista como una más de los miles de hinchas.

Sin necesidad de llevar un profundo escote o un traje sensual, se convirtió en ‘novia del Mundial’. A ella le bastó la camiseta de su selección y un pantalón casual.

Pero, ¿quién es Kolinda Grabar-Kitarovic? Tiene 50 años, se convirtió en la primera mujer presidenta en su país, por el partido de centroderecha Unión Democrática Croata, en el 2015. Está casada con Jakov Kitarovi (49), desde hace 22 años, tienen dos hijos. Según declaraciones de ella, antes de ser elegida como presidenta su esposo no trabajaba y se dedicaba a su familia.

De acuerdo con El Heraldo, luego los papeles cambiaron al ser elegida mandataria, él empezó a trabajar en una empresa de software y después fue consultor de seguridad corporativa en AD Plastik, el mayor fabricante croata de piezas de plástico para la industria automotriz.

Grabar estudió el bachillerato en Estados Unidos, se graduó en 1986. Retornó a su país y terminó sus estudios superiores en la Universidad de Zagreb, en 1992, con triple licenciatura en inglés, español y literatura. Posteriormente hizo una maestría en Relaciones Internacionales y recibió una beca Fullbright.

El sitio también señala que se inició en la política en 1992 como asesora del Departamento de Cooperación Internacional del Ministerio de Ciencia y Tecnología. Luego se incorporó a su partido y una década después fue nombrada ministra de Asuntos Exteriores. En el 2008 fue designada para representar a su país como embajadora en Estados Unidos.

El portal colombiano también señala que en el 2010 se descubrió que su esposo usaba un coche de la embajada con fines personales y luego pagó los gastos generados. Superado el escándalo se convirtió en subsecretaria general de diplomacia pública en la OTAN entre el 2011 y el 2014.

Elogiada por sus actos durante el Mundial, también se mostró el lado oscuro de la mandataria por algunas polémicas. Según la agencia EFE, ella defendió en el 2015 la construcción de vallas en las fronteras para evitar la entrada ilegal de refugiados. También se opuso a las cuotas de reparto de refugiados acordadas en la Unión Europea.

En el 2016, causó un escándalo en Croacia cuando se dejó fotografiar con la bandera de los ustachas, los fascistas croatas que se pusieron al servicio de los nazis contra judíos, gitanos, serbios y bosnios musulmanes.

También es custionada por su amistad con Zdravko Mamic, fue condenado a seis años y medio de prisión por corrupción. Por su fe católica se ha apuesto al matrimonio gay y recibió críticas por apoyar el aborto.