todanoticia

Cultura

Encuentran notas manuscritas de Shakespeare en el libro que le inspiró “Hamlet”


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- El investigador independiente John Casson estaba examinando el ejemplar que conserva la Biblioteca Británica de «Las Historias Trágicas». De acuerdo con muchos especialistas en Shakespeare, esta obra del siglo XVI del francés François de Belleforest es una de las fuentes que el escritor británico usó para “Hamlet” El texto narra la historia de cómo el príncipe danés Amleth se venga del asesinato de su padre a manos de su tío, que después se casa con su madre, Geruthe.

En su investigación, Casson advirtió una serie de símbolos de tinta realizados en el margen de seis pasajes en concreto. Se trata de subrayados, letras «Y», puntos y rayas para llamar la atención de determinadas partes del texto. La mayor parte de las anotaciones se encuentran en la tercera sección, donde se cuenta la historia del príncipe danés Amleth, el Hamlet original, y cómo urde su estratagema de hacerse pasar por loco y ocultar así sus planes de venganza contra su tío, culpable de la muerte de su padre, que después se casa con su madre. Hay también tres anotaciones en la quinta parte, que versa sobre el reinado de Canute.

DIARIO DE LA BIBLOTECA BRITÁNICA Este especialista, autor de varios libros acerca de la personalidad de Shakespeare, ha afirmado al periódico británico The Guardian: «Vi esas marcas tenues y los ojos se me salieron de las órbitas. Examiné página por página y comprobé que las anotaciones tenían que ver principalmente con la parte de Hamlet. Ocupa solo una sección de todo el libro. Parece como si hubiera leído ese capítulo, hubiera seguido hasta el siguiente y después parara. Y entonces pensé “Dios mío”. La tinta está prácticamente desvanecida. Es claramente antigua, hecho por el que han podido pasar desapercibidas hasta ahora… Es un suceso extraordinario encontrar una fuente literaria de las obras de Shakespeare con notas. Es una pieza única».

Casson reseña las señales que apuntan a que las anotaciones son del genio inglés: ¿Quien más iba a estar interesado en este texto a finales del siglo XVI? Solo hay una persona que sabemos fehacientemente que lo estuvo y esa es Shakespeare. Ningún otro coetáneo demostró interés por este libro», ha matizado el investigador que ha publicado sus hallazgos en el diario de la Biblioteca Británica.

A pesar de que las anotaciones no están datadas, Casson cree que fueron realizadas antes que Hamlet, que fue escrita alrededor de 1601. Y lo piensa por dos razones: La primera que en uno de los pasajes del libro subrayados se puede leer: «El derecho de sucesión es mejor vía (para elegir un monarca) que la elección».

«No se hubiera subrayado esta anotación después de que Jaime I subiera al trono (en marzo de 1603). Tenía dos hijos. No le habría interesado a nadie». En segundo lugar «No hay mención alguna a la obra. Si se hubiera subrayado tras la publicación de Hamlet hubieran puesto algo como: “Este es el Hamlet de Shakespeare. Se refiere a esto”»

Una de las anotaciones atribuidas a Shakespeare

Casson también incide en que estas anotaciones refuerzan su controvertida teoría de que Henry Neville, de la corte de Isabel I, es el verdadero autor de las obras de Shakespeare. El investigador expuso esta teoría en 2016 en su libro «Henry Neville era Shakespeare. La prueba».

El investigador mantiene que estas anotaciones en el libro de Belleforest pertenecen a Neville, que escribía y leía en francés. Además entre su biblioteca de Audley End (Essex) se han encontrado notas en las que usaban el símbolo «y», como las que aparecen en la obra de la Biblioteca Británica.