todanoticia

Mundo

Inicia nueva marcha de la amistad y cooperación entre China y América


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- La Segunda Reunión Ministerial del Foro China-CELAC (FCC) se celebró en Santiago de Chile durante el 19 y el 22 de enero, que es el debut de esta reunión en la tierra latinoamericana.

En esta ocasión, el Canciller chino Wang Yi se reunió con sus homólogos y representantes de gobiernos de los 33 estados miembros de Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), con quienes entabló conversaciones francas en materia de cooperación y desarrollo conjunto, llegaron a importantes consensos sobre los temas como intensificar la interconexión, fomentar la construcción de la Franja y la Ruta, y forjar la comunidad de destinos entre China y América Latina y el Caribe (ALC).

Se publicaron documentos entre ambas partes como un fruto de la reunión, tales como La Declaración de Santiago, El Plan de Acción Conjunta de Cooperación (Áreas Priorizadas) CELAC-China (2019-2021) y La Declaración Especial de la Franja y la Ruta con los cuales se planificaron la estructuración del Foro y el panorama de cooperación integral en los tres años venideros, ofreciendo coyunturas nuevas para la profundización de la amistad tradicional China-ALC y la ampliación de cooperación de beneficios mutuos.

Lejos es de cerca para los corazones amigables. Como lo que dice el refrán chino, aunque China está muy lejos de Amética Latina geográficamente, se llevan adelante constantemente la profundización de la confianza política entre ambos lados, el estrechamiento de cooperaciones economico-comerciales, y el intercambio cultural cada día más íntimos entre ambos pueblos, transformando la vastedad del Océano Pacífico en el lazo de amistad y cooperación.

El Presidente Xi Jinping visitó tres veces a América Latina en cuatro años y anunció junto con sus homólogos latinoamericanos el establecimiento del Foro China-CELAC en el encuentro llevado a cabo en Brasil.

Así se realizó la cobertura plena de los mecanismos integrales entre China y los países en vía de desarrollo.

Sólo medio año atrás, la primera Reunión Ministerial del Foro China-CELAC se celebró con éxito en Beijing, simbolizando la materialización del concepto del FCC, llevando la relación sino-latinoamericana a una nueva etapa caracterizada por el avance paralelo y el fomento recíproco entre la cooperación bilateral y la en conjunto.

Se publicó El Segundo Documento sobre la Política de China hacia América Latina y el Caribe en noviembre de 2016, con motivo de orientar de manera renovada la relación China-ALC y acelerar la forja de la nueva estructura del quinteto de nuestras relaciones, compuesto de la sinceridad y confianza mutua en lo político, la cooperación y ganancia compartida en lo económico-comercial, el aprendizaje recíproco en lo cultural, la estrecha coordinación en el plano internacional y el fomento mutuo entre la cooperación en conjunto y las relaciones bilaterales, denotando el nuevo rumbo de desarrollo de las relaciones sino-latinoamericanas.

También condujo a la cooperación pragmática en todos los ámbitos entre ambas partes hacia el camino rápido del nuevo marco “1+3+6” (a saber, tomar el Plan de Cooperación China - los Estados Latinoamericanos y Caribeños 2015-2019 como guía; el comercio, la inversión y cooperación financiera, como fuerza impulsora; y la energía y recursos, infraestructura, agricultura, manufactura, innovación científica y tecnología informática, como puntos clave de cooperación) de cooperación de un desarrollo profundizado.

China se ha convertido en el segundo socio comercial de América Latina con el volumen comercial de 210.29 billones de dólares entre enero y octubre de 2017, que significó un crecimiento interanual de 18,3%.

Se han superado 2.000 empresas chinas en América Latina y el monto total de la inversión china en esta región alcanzó a 27,23 billones de dólares, el que representó un 15,3% de la inversión total de China hacia el exterior, haciendo así América Latina el segundo destinatario más grande de la inversión china en el ultramar.

Bajo el marco de El Año de Intercambio Cultural entre China y ALC de 2016, los actos como La Semana de Cultura China, y la exposición La Belleza del comercio y la vida cotidiana en la Ruta de la Seda, ambas celebradas en Venezuela, llevaron al apogeo el intercambio y aprendizaje humanísticos entre ambas partes. La facilitación de los trámites de visado y la implementación de las líneas aéreas directas hicieron menos inalcanzable el mundo del otro lado del planeta.

Desde lanzado por el Presidente Xi Jinping en 2013, La Iniciativa de la Franja y la Ruta ya consiguió el reconocimiento de muchos países, incluyendo América Latina. Con 5 años de avances, esta iniciativa se convirtió en el producto público mundial más bienvenido. La Ruta de Seda Marítima extendió a América Latina hace 400 años, llevando de China porcelana y seda a América Latina, donde a los chinos había traído pimiento, maíz y patata, los cuales ya formaron parte de nuestra vida cotidiana de ambos pueblos.

Hoy se han acoplado los sueños de desarrollo de ambas partes con la celebración exitosa de la Segunda Reunión Ministerial del FCC, haciendo brillar de nuevo el Espíritu de la Ruta de Seda de apertura, inclusión, cooperación y ganar-ganar a favor de las dos costas del Pacífico.

Se necesita realizar en un nivel más alto el acoplamiento de las estrategias de desarrollo, e impulsar los intercambios y cooperaciones omnidireccionales.

El XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh) , que se celebró hace poco, declaró La Diplomacia de un Gran País con Peculiaridades Chinas de la Nueva Era, con el objetivo de fomentar la estructuración de la nueva forma de relaciones internacionales y la comunidad de destino de la humanidad. La relación China-ALC ya está en una nueva partida histórica.

Se necesita realizar en un nivel más alto el acoplamiento de las estrategias de desarrollo, e impulsar los intercambios y cooperaciones omnidireccionales, contribuyendo un nuevo ejemplo de Cooperación Sur-Sur. Marchemos mano en mano para empujar el desarrollo fructífero de la Asociación Integral China-ALC, y abrir juntos la nueva marcha de la amistad y cooperación entre ambas partes.