todanoticia

Latinoamérica y Caribe

Éxodo masivo desde Argentina hacia Chile para ver al Papa Francisco


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- En largas colas de vehículos, decenas de miles de personas comenzaron a cruzar la frontera de Argentina hacia Chile para acudir a la visita que hará el papa Francisco al territorio chileno.

Ante el esperado éxodo masivo, las autoridades de ambos países se coordinaron por varios meses de un lado y otro de la Cordillera de los Andes para garantizar la seguridad, agilizar el tránsito y los controles migratorios en pasos fronterizos como los de provincias de Jujuy, Mendoza o Neuquén.

"Lo que hicimos fue reforzar servicios, aumentar el personal, ampliar horarios", comentó sobre el megaoperativo, el embajador de Argentina en Chile, José Octavio Bordón, en declaraciones al canal C5N de televisión argentino.

En las rutas de acceso a Chile, habitualmente congestionadas por los turistas en estas fechas de verano, la afluencia será todavía mayor por la inminente llegada del pontífice y, pese a los esfuerzos de las autoridades, se prevén demoras durante todo el fin de semana.

El dispositivo busca, en caso de colapso, que "la gente no necesariamente esté en alta montaña, sino que haya retenes a menor altura para que la espera no se haga en los lugares más inhóspitos", explicó desde Chile el diplomático argentino.

El operativo que comenzó en los últimos días estará especialmente puesto a prueba a partir de este sábado y hasta el lunes, cuando se espera que el tránsito alcance su mayor intensidad.

El Papa, que regresa a América Latina por sexta vez, visitará Chile y, a partir del jueves, Perú. Argentina, de donde es nativo, quedó fuera de la gira papal, aunque debería recibir un mensaje del Pontífice cuando éste sobrevuele suelo argentino el lunes.

El paso fronterizo de Mendoza se ubica a unos 1.000 kilómetros al oeste de Buenos Aires.

El Paso Cristo Redentor, uno de los más importantes que comunica a Argentina con Chile, fue habilitado a las 5:15 al viernes luego de varias horas de demora, por un problema del sistema informático de Migraciones chileno que obligó a cerrar la frontera.

La falla ocasionó que durante la madrugada se acumularan buses y vehículos particulares en interminables filas desde el paso a través de la Cordillera de Los Andes hasta la Aduana de Chile, y se generaran demoras de entre siete y diez horas.

"El motivo de dicha suspensión se debe a falla en el sistema migratorio de PDI (Policía de Investigaciones de Chile), lo que impide el correcto funcionamiento del complejo fronterizo Los Libertadores", informó el Ministerio del Interior chileno al diario Clarín.

El cruce de argentinos hacia Chile se incrementó mucho más de lo habitual este fin de semana debido a la visita del papa argentino Jorge Mario Bergoglio, que hasta la fecha no ha visitado su país natal, donde es objeto de disputas políticas entre la coalición oficialista Cambiemos, del presidente Mauricio Macri, y el peronismo, ahora en la oposición.

Según estimaciones de las autoridades nacionales, se espera que alrededor de 800.000 argentinos lleguen a Chile por carretera.

Por este aluvión de personas, las autoridades chilenas reforzaron la cantidad de inspectores de control migratorio y fijaron nuevos puntos de atención en los puestos fronterizos, en un inédito operativo de tránsito en el que participan 300 efectivos de seguridad y unos 100 agentes sanitarios.