todanoticia

Local

Inflación anual en Argentina supera largamente la esperada por Macri


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- La inflación en Argentina alcanzó en 2017 el 24,8%, casi ocho puntos porcentuales más que el tope que había planteado el Gobierno del presidente Mauricio Macri, se informó el jueves (11/01) oficialmente.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) llegó en diciembre último a 3,1%, el más alto de todo 2017, empujado por los fuertes incrementos en las tarifas de los servicios de luz, agua, gas y los precios de los combustibles, entre otros rubros, indicó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

A fines de 2016 el Gobierno argentino había estimado que la inflación de 2017 rondaría entre el 12 y el 17 %, una meta que fue ampliamente superada en 7,8 puntos porcentuales, un 46%.

Sin embargo, el IPC bajó 15,2 puntos porcentuales en comparación con el de 2016, que había cerrado en 40%.

La inflación anual en la Argentina fue la segunda más alta en América Latina detrás de Venezuela, donde según estadísticas extraoficiales culminó 2017 en 2.616%.

Pero sólo la marca de diciembre pasado superó a la anual de Brasil, que finalizó en 2,95%.

Frente a la posibilidad de que la inflación de 2018 resultara mayor a la proyectada en el presupuesto del Estado, el equipo económico de Macri modificó el 28 de diciembre pasado la previsión de 10 al 15%, una medida que tuvo como primer impacto una depreciación del peso argentino frente al dólar.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, admitió ese día que la meta inflacionaria había quedado "desfasada" y que la actual proyección era "más realista" que la que horas antes del anunció había aprobado el Parlamento como parte del presupuesto 2018.

Sin embargo, diferentes economistas aventuraron que la inflación volverá a superar este año a la estimada por el Gobierno, que en los primeros días de enero autorizó incrementos en los servicios de luz y agua, en la medicina privada y en los pasajes de transporte público.

Bajar la inflación es uno de los problemas a los que el Gobierno argentino todavía no encontró solución.

"Lo más fácil que tenemos por resolver es la inflación", había dicho Macri durante la campaña electoral que lo llevó a la presidencia del país en 2015.

En declaraciones periodísticas el mandatario había asegurado que al finalizar su segundo año de gestión, que se cumplió en diciembre de 2017, la inflación iba a ser de un dígito, algo que, según estimaciones oficiales, podría lograrse en 2020.