todanoticia

Local

Gobierno colombiano muestra voluntad de reanudar el alto al fuego con ELN


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- El jefe del equipo negociador en los diálogos con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), Gustavo Bell, reiteró la voluntad del Gobierno colombiano de reactivar el cese al fuego bilateral y aseguró que permanecerá en el país a la espera de la reunión del próximo 13 de enero entre el presidente Juan Manuel Santos y el secretario general de las Naciones Unidas ONU, Antonio Guterres.

“El Gobierno reitera su voluntad de reactivar el cese al fuego y negociar uno nuevo”, dijo Bell desde la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, tras una reunión con el jefe de Estado.

Esta disposición del Gobierno “requiere hechos inequívocos de paz que permitan alivios humanitarios en beneficio del bienestar y la tranquilidad de las comunidades y la construcción de confianza para adelantar el proceso”, aclaró.

La guerrilla del ELN comenzó el martes una escalada de violencia en diferentes partes del país luego de que el 9 de enero terminará el cese al fuego bilateral de 100 días con el Gobierno colombiano.

Lo anterior hizo que el presidente Santos llamara a consultas a los negociadores de paz con esa guerrilla que estaban en Quito.

Las delegaciones del Gobierno y el ELN debían reanudar el martes en la capital ecuatoriana las conversaciones de paz que comenzaron el año pasado, pero ante los ataques de la guerrilla el inicio de los diálogos fue aplazado.

Según Bell, que reemplazó al exministro Juan Camilo Restrepo como jefe negociador del Gobierno, la delegación llegó el pasado 8 de enero a la capital ecuatoriana para iniciar el quinto ciclo de diálogos y se reunió con los voceros del ELN.

El objetivo era “hablar en términos esperanzadores sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo final antes del fin del mandato de Santos”.

En la cita del próximo 13 de enero se abordará, entre otros temas, la solicitud de Naciones Unidas de saber si se reanudará el cese al fuego para mantener el esquema de verificación.

Mientras tanto, agregó Bell, “las Fuerzas Armadas seguirán actuando para proteger la vida de los colombianos”.

El ELN ha realizado un total de 12 ataques desde que expiró la tregua que mantenían con el Gobierno colombiano, según dio a conocer el Ministerio de Defensa.

El ministro de Defensa, Luis Carlos VillegasVillegas resaltó que de los hechos violentos los más significativos fueron la voladura de cuatro oleoductos, el lanzamiento de la granada a infantes de Marina, el asesinato de un soldado en Arauca, y dos hostigamientos en Saravena y Norte de Santander (frontera con Venezuela).

Este miércoles el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, pidió a la fuerza pública “atacar con contundencia” al ELN.

Por último, el ministro recalcó que si bien el cese del fuego terminó, el proceso de diálogo para buscar una salida dialogada del conflicto armado con la guerrilla continúa.

Este miércoles el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, pidió a la fuerza pública “atacar con contundencia” al ELN, luego de que los guerrilleros protagonizaran una ola de atentados a pocas horas de culminar la tregua pactada.

El alto el fuego tuvo lugar desde el 1 de octubre del año pasado y culminó este 9 de enero, fecha en la que debía iniciar el quinto ciclo de negociaciones de paz, pero que finalmente fue pospuesto.

El episcopado colombiano pidió al Gobierno del país y a la guerrilla del ELN que tengan “lucidez y compromiso” para superar las dificultades por las que atraviesa el proceso de paz que se realiza desde hace casi un año en Ecuador.

“Es el momento para una reflexión seria y serena, y por ello se requiere lucidez y compromiso”, dijo monseñor Óscar Urbina, presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana y obispo de Villavicencio.

Urbina insistió en que las partes deben llegar a un acuerdo para reanudar las negociaciones.

El obispo recomendó también que el Gobierno y el ELN deben analizar lo que se ha construido desde febrero de 2017, cuando empezó la negociación en Quito, para “no echar por la borda lo que se ha logrado”.

“Les pedimos no perder el horizonte de la reconciliación por las víctimas. Nos duele lo que ha pasado porque es una herida al primer principio de todo diálogo, que es la confiabilidad”, dijo el obispo.

“Ellos mismos claman por la reconciliación. Cada día que pase es un día que le quitamos a la vida digna de las víctimas”, añadió.

Las partes habían acordado iniciar el quinto ciclo de negociaciones el lunes pasado y se presumía que la tregua sería prorrogada, pero el encuentro fue pospuesto para el próximo miércoles.