todanoticia

Mundo

Nuevo cruce de amenazas entre EE.UU. y Corea del Norte


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- Poco después de que bombarderos y cazas estadounidenses sobrevolasen aguas internacionales al este de la costa de Corea del Norte, el presidente norteamericano, Donald Trump, respondió hoy (24/09) a las amenazas del ministro de Exteriores norcoreano.

"Acabo de escuchar al ministro de Exteriores norcoreano hablando en la ONU. Si está repitiendo los pensamientos del 'Pequeño Rocket Man' no durarán mucho más tiempo por aquí!", tuiteó Trump, que una vez más volvió a referirse al líder norcoreano, Kim Jong Un, como "hombre cohete".

El nuevo comentario de Trump se produjo en respuesta a las declaraciones del ministro de Exteriores norcoreano, Ri Yong Ho, quien en su discurso el sábado ante la Asamblea General de la ONU afirmó que "la visita" de los misiles de su país "a todo el territorio estadounidense se ha vuelto inevitable".

"Nadie aparte del propio Trump está en misión suicida", dijo Ri Yong Ho.

Corea del Norte dará "pasos preventivos despiadados" si Estados Unidos intenta "decapitar" el cuartel general en Pyongyang o al Ejército de su país, afirmó. Y también añadió que Estados Unidos debería "pensárselo dos veces" antes de provocar a su país con medios militares.

"Nadie aparte del propio Trump está en misión suicida", dijo Ri, que respondió así al duro mensaje de Trump a principios de semana ante la Asamblea General. Corea del Norte se encuentra en camino a convertirse en una potencia nuclear y actúa al respecto con responsabilidad, aseguró Ri.

La respuesta de Trump a Ri llegó horas después de que bombarderos y cazas estadounidenses sobrevolaron aguas internacionales al este de Corea del Norte.

Es la primera vez en este siglo que se realiza una maniobra de este tipo tan al norte de la línea de desmilitarización frente a las costas norcoreanas, señaló el Pentágono respecto del envío de los bombarderos B-1B Lancer y cazas F-15C Eagle desde la isla pacífica de Guam.

Esto "subraya la seriedad con la que tomamos el comportamiento imprudente" de Pyongyang, se indicó. "La misión es una demostración de la determinación estadounidense y un claro mensaje de que el presidente (Trump) tiene muchas opciones militares para hacer frente a cada amenaza", aseguraron las autoridades. "Estamos dispuestos a aprovechar toda la amplitud de capacidades militares para proteger nuestra patria y a nuestros aliados".

Según una encuesta de Washington Post y ABC News, el 67% de los estadounidenses se oponen a un ataque preventivo contra Corea del Norte. Por otro lado, el sondeo revela que los encuestados confían más en la cúpula del Ejército que en Trump para manejar la crisis con Corea del Norte. El 72% confía en los altos mandos del Ejército para ello, mientras que sólo un 37% se fía de Trump.

El 70% de los encuestados considera que Corea del Norte supone una seria amenaza para Estados Unidos, pero sólo el 39% está a favor de bombardear objetivos militares norcoreanos para obligar a Kim a abandonar su programa nuclear. El 76% está a favor de que Washington endurezca sus sanciones económicas contra Pyongyang para lograrlo.

En tanto, Rusia considera que las pruebas atómicas y con misiles de Corea del Norte ya están teniendo un efecto disuasorio.

"Los estadounidenses no atacan a Corea del Norte porque saben bien que tiene una bomba atómica", afirmó hoy el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, en declaraciones a la cadena de televisión NTW.

Todos los ciudadanos están decididos "a borrar definitivamente de la Tierra a los imperialistas estadounidenses, nuestros enemigos jurados", dijo el vicepresidente del partido de los Trabajadores en la capital, Choe Hak Chol.

Si aun así Estados Unidos atacase, podría producirse una situación totalmente imprevisible, advirtió Lavrov. Cientos de miles de personas sufrirían si se produjese una guerra, no sólo en la península coreana sino también en Japón, China y Rusia, alertó.

Mientras tanto, el sábado, la cúpula en Pyongyang movilizó a decenas de miles de personas en una protesta contra Estados Unidos. En la manifestación en la Plaza Kim Il Sung en la capital norcoreana se reunieron más de 100.000 participantes de todas las capas sociales "con el único espíritu de desintegrar a los enemigos", informaron hoy los medios estatales.

Todos los miembros del partido y los ciudadanos están decididos "a borrar definitivamente de la Tierra a los imperialistas estadounidenses, nuestros enemigos jurados", dijo el vicepresidente del comité del gubernamental Partido de los Trabajadores en la capital, Choe Hak Chol.

Este tipo de manifestaciones de masas son habituales en Corea del Norte para mostrar el apoyo de los ciudadanos a la política del Gobierno comunista. En una declaración que fue leída de nuevo en la marcha, Kim calificó el viernes a Trump como "un viejo chocho demente".