todanoticia

Mundo

Trump y Guterres coinciden en reformar a la ONU


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- El estreno del presidente estadounidense, Donald Trump la crisis con Corea del Norte, la situación en Venezuela, Myanmar, Siria, Libia, y varios conflictos africanos o el futuro del acuerdo nuclear con Irán, estarán en el foco de las discusiones de los miles de representantes diplomáticos concentrados en la ciudad de Nueva York, en el centro de la diplomacia mundial, la Organización de las Naciones Unidas.

Más de 120 jefes de Estado y de Gobierno se dan cita en la ciudad del noreste de los EEUU para participar, no solo en los debates de alto nivel de la Asamblea General, sino también, en algunas de las conferencias que se llevarán a cabo, así como reuniones bilaterales.

La primera aparición de Trump ante los líderes mundiales fue un acontecimiento que causó expectativa. En su discurso de apertura oficial de los debates de la Asamblea General, el presidente de EEUU apoyó los planes de reformas del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, y la acusó de estar cargada de burocracia y mala gestión.

Muy crítico con la ONU y con un mensaje eminentemente nacionalista, el presidente estadounidense tendrá esta semana, la oportunidad de dibujar su visión del mundo y sus grandes prioridades en el ámbito internacional.

En su participación de apertura, Trump no perdió la oportunidad de tocar el tema de la financiación de la ONU. “Debemos asegurarnos de que ninguno de los Estados miembros acarree una carga desproporcionada, ya sea en lo militar o en lo económico”, dijo, al tiempo que pidió que todas las misiones de paz tengan objetivos claros y formas de evaluar su éxito. Exigió al resto de países miembros que se atrevan a cambiar las cosas como se hacían hasta ahora y a “no quedarse anclados en las formas del pasado que no funcionan”.

Antonio Guterres, secretario General de la Organización, vivió el inicio de su primera Asamblea General, proponiendo una amplia agenda de reformas en busca de ganarse a EEUU y de gestionar la delicada relación con el nuevo inquilino de la Casa Blanca, que hace unos meses llegó a referirse a la ONU como un “club de gente que se reúne para pasarlo bien”.

La reunión de esta semana en Nueva York, servirá para volver a tratar la reforma del Consejo de Seguridad, el organismo con mayor poder en la ONU.

En paralelo a los discursos de los líderes en la Asamblea General, la ONU será escenario de reuniones paralelas para abordar, tanto crisis y conflictos, como prioridades más generales.

Entre los temas delicados destaca Corea del Norte, que centrará buena parte de los encuentros bilaterales que habrá a lo largo de la semana.

El tema, que ha ocupado gran parte de los debates del Consejo de Seguridad en los últimos meses, será llevado de nuevo a la mesa de ese órgano de la ONU, en una reunión ministerial que se celebrará el jueves. El ministro de Exteriores norcoreano, Ri Yong-ho, se reunirá con Guterres, para impulsar algún tipo de solución diplomática al conflicto. Su intervención en la Asamblea General está programada para el viernes.

Está por ver si las conversaciones sobre Corea del Norte se verán o no afectadas por la ausencia en la Asamblea General del presidente chino, Xi Jinping y el mandatario ruso, Vladímir Putin. Raúl Castro de Cuba tampoco participará, ni Enrique Peña Nieto de México. Otro ausente es el presidente venezolano Nicolás Maduro, pero la situación en Venezuela sí será abordada.

Trump discutirá el tema venezolano con líderes latinoamericanos. El miércoles se reunirán cancilleres del Grupo de Lima de países americanos críticos con Nicolás Maduro y su gobierno. También se discutirá la postergación de la cumbre entre América Latina y la UE de octubre en El Salvador, que la crisis venezolana dejó en el aire.