todanoticia

Local

Papa dice que en Colombia percibió ganas de seguir con el proceso de paz


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- El papa Francisco aseguró este lunes (11/09) que, a pesar del odio que han generado tantos años de conflicto en Colombia, percibió "las ganas de seguir adelante en el proceso de paz", durante una rueda de prensa en el avión en el que regresó de ese país.

Al respecto de la división del pueblo colombiano tras los acuerdos del Gobierno colombiano con las FARC, Francisco señaló que tras muchos años de guerrilla "se acumula mucho, mucho. Mucho odio, mucho rencor, mucha alma enferma. Y la enfermedad no es culpable, llega".

"Estas guerrillas, los paramilitares, la corrupción, cometieron pecados grandes que causaron esta enfermedad del odio", agregó el Pontífice al contestar a una de las preguntas de los periodistas, que le acompañaron en este viaje.

Para el Papa, "hay pasos que dan esperanza" y citó el último acuerdo de alto el fuego del Gobierno colombiano con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que agradeció mucho.

"Pero hay algo mas que yo percibí, las ganas de ir adelante con este proceso, que va mas allá de las negociaciones, es un deseo espontáneo y ahí esta la fuerza del pueblo", consideró.

A otra de las preguntas, sobre la validez de este proceso de paz, Francisco contestó, como en la homilía de ayer en Cartagena con la que cerró el viaje, que "un proceso solo irá adelante si el pueblo lo acepta".

"Si el pueblo no lo acepta, irá adelante solo por un tiempo, más o menos. El protagonista de la pacificación es el pueblo o solo se llegará hasta un cierto punto", agregó.

Y aseguró que solo "cuando un pueblo toma el proceso en las manos puede terminar con la guerra".

Francisco también se dijo "conmovido por la alegría, la ternura, la juventud y la nobleza del pueblo colombiano".

Aseguró que es "un pueblo noble, que no tiene miedo a expresar lo que siente, que no tiene miedo a sentir y hacer ver lo que sienten".

Aunque estuvo anteriormente tres veces en Colombia, explicó que fueron breves estancias, dos a Bogotá y una en La Ceja, y por tanto "no conocía la Colombia profunda que se ve en las calles".

"Agradezco el testimonio de alegría, de esperanza, de paciencia, el de sufrimiento de este pueblo. Me hizo muy bien", aseguró.

El papa Francisco afirmó, a propósito de la destrucción del medioambiente y la falta de toma conciencia de ello, que "el hombre es estúpido".

Francisco usó una frase del Antiguo Testamento: "El hombre es un estúpido, es un testarudo que no ve. El único animal que tropieza dos veces con la misma piedra", para criticar que no se tomen medidas rápidas sobre el cambio climático.

"Quien niega el cambio climático tiene que ir a los científicos y preguntarles a ellos. Son claros y precisos", señaló Francisco al responder a las preguntas de los periodistas que viajaban con él.

Francisco se refirió a las imágenes recientes del deshielo del Polo Norte y como hace poco un estudio de una universidad "decía que tenemos solo tres años para ir para atrás y no sé si son tres años pero, si no volvemos para atrás, será el final".

"Los científicos dicen claramente cuál es el camino a seguir", agregó el papa, que dijo que después "cada uno tiene una responsabilidad moral, mas grande o menor, moral", agregó.

Se refirió en ese contexto al "dios bolsillo" pues, agregó, "todo depende del dinero y no sólo la defensa del medioambiente".

El papa Francisco habló de Venezuela y Estados Unidos en el avión que le trasladó hoy a Roma desde este Colombia y abordó también ante los periodistas asuntos como inmigración..

Francisco abordó la crisis humanitaria en Venezuela y la posibilidad de que se retire la ley que protege a los "soñadores", los menores inmigrantes que llegaron a Estados Unidos, a propuesta del presidente de ese país, Donald Trump.

El Papa defendió el trabajo que el Vaticano ha hecho para intentar solucionar la crisis en Venezuela, pero observó que a partir de ahora Naciones Unidas "debe hacerse oír para ayudar".

La crisis en Venezuela ha estado muy presente en todo el viaje del papa a Colombia, que está recibiendo decenas de miles de venezolanos que huyen del país vecino.

Francisco se refirió a la situación venezolana ya en el viaje de ida, cuando pidió "diálogo" y "estabilidad" y luego, en Cartagena, instó al "fin de la violencia política" en el país.

Al responder a preguntas de los periodistas que viajaron con él sobre el papel del Vaticano en la crisis de Venezuela, Francisco dijo que la Santa Sede siempre "habló fuerte y claramente".

"Lo que dice (el presidente venezolano, Nicolás Maduro), que lo explique él. No sé qué tiene en su mente. Pero la Santa Sede hizo mucho", subrayó.

El Vaticano "envió a un nuncio de primer nivel" para los diálogos que coordinaron los expresidentes dominicano Leonel Fernández y panameño Martín Torrijos y el exmandatario del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, explicó el papa.

Para Francisco, lo más doloroso en Venezuela "es el problema humanitario".

Hoy el alto comisionado de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad al Hussein, afirmó que pueden haberse cometido "crímenes contra la humanidad" en Venezuela en el marco de las protestas antigubernamentales, y urgió al Consejo de Derechos Humanos a abrir una investigación internacional.

Como ya hizo en su viaje a Cuba, cuando por sorpresa efectuó un llamamiento para que Colombia, en plenas negociaciones con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), no perdiese la oportunidad de conseguir la paz, así ocurrió en este viaje.

Fue también durante el rezo del Ángelus cuando hizo un llamamiento por Venezuela.

"Expreso mi cercanía a cada uno de los hijos e hijas de esa amada nación, como también a los que han encontrado en esta tierra colombiana un lugar de acogida", agregó.

"Hago un llamamiento para que se rechace todo tipo de violencia en la vida política y se encuentre una solución a la grave crisis que se está viviendo y afecta a todos, especialmente a los más pobres y desfavorecidos de la sociedad", agregó.

Durante la rueda de prensa de regreso, un cansado Francisco y con las heridas producidas por el golpe que se dio con el cristal del papamóvil, también dedicó espacio a la posible abolición de la ley que protege a los "soñadores" en Estados Unidos.

Aunque reconoció que no conocía bien los términos de la ley que pone fin al programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), señaló que "separar a los jóvenes de la familia no es algo que dé un bueno fruto, ni para los jóvenes ni para la familia".

"Creo que esta ley viene no del Parlamento sino del Ejecutivo (de Trump), y si es así, tengo esperanza de que se repiense", señaló.

También criticó que se diga que se pretende invertir en África para resolver el problema de la inmigración, cuando en realidad solo se "explota" el continente negro.

También hubo tiempo para bromear sobre el golpe que sufrió en Cartagena de Indias, en Colombia, por el que tuvo un corte en una ceja y un hematoma en el pómulo cuando dijo: "Tengo el ojo como compota".

Francisco le quitó peso al asunto y dijo: "Fue solo un momento, fui allí para saludar a los niños, no vi el cristal y boom", relató.