todanoticia

Mundo

Norcorea afirma que último ensayo de misil es una 'advertencia' a EE.UU.


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- Corea del Norte declaró este domingo (30/07) que su último lanzamiento de un misil fue una "seria advertencia" a Estados Unidos y su voluntad de imponer nuevas sanciones a Pyongyang, y afirmó que responderá en caso de provocaciones militares de Washington.

Corea del Norte llevó a cabo el viernes su segundo ensayo de misil balístico interconinental (MBIC) en menos de un mes.

El líder norcoreano, Kim Jong Un, afirmó que "todo el territorio continental de Estados Unidos" está ya a su alcance.

La "prueba del misil está destinada en esta ocasión a lanzar una seria advertencia a Estados Unidos, que multiplica sus comentarios insensatos, agita frenéticamente sanciones y una campaña destinada a presionar a la RDCP", la República Popular Democrática de Corea (Corea del Norte), declaró el ministerio de Exteriores de Pyongyang en un comunicado publicado por la agencia norcoreana KCNA.

Según los expertos, el ensayo del viernes fue claramente mas poderoso que el primero de este tipo, realizado el 4 de julio. Consideran que los misiles norcoreanos ya pueden alcanzar en teoría la costa este de Estados Unidos, lo que incluye a Nueva York.

El Senado estadounidense adoptó el viernes nuevas sanciones contra Pyongyang.

En el comunicado, el ministerio de Exteriores insta a Estados Unidos "a poner fin a este sueño estúpido de hacer daño a la RPDC". "Si los yanquis... se atreven de nuevo a esgrimir la amenaza nuclear sobre esta tierra... la RDPC les enseñará maneras haciendo uso de la fuerza estratégica militar", amenaza.

Estados Unidos efectuó este domingo con éxito una nueva prueba de su sistema antimisiles THAAD en Alaska, dos días después del lanzamiento por parte de Corea del Norte de un misil intercontinental.

"Un misil balístico de medio alcance (MRBM) fue lanzado por un U.S. Air Force C-17 sobre el Océano Pacífico. El sistema THAAD localizado en Kodiak, Alaska, siguió e interceptó el objetivo", indicó hoy en un comunicado la Agencia de Defensa de Misiles del Pentágono.

"Además de interceptar con éxito el objetivo, la información recopilada permitirá a la agencia mejorar el sistema THAAD, nuestras capacidades de modelado y simulación y nuestra habilidad para adelantarnos a esta amenaza en evolución", explicó el director de la agencia, el teniente general Sam Greaves.

Esta prueba fue la decimoquinta del sistema antimisiles THAAD que EEUU ejecuta con éxito.

En paralelo, Washington volvió a exhibir este domingo su poderío militar junto a sus aliados desplegando en la península coreana dos bombarderos estratégicos en respuesta al misil intercontinental (MBIC) lanzado el viernes por el régimen comunista de Pyongyang.

El Pentágono envío dos bombarderos B-1B desde su base de Andersen, en la isla de Guam (Pacífico Occidental), para que participaran en ejercicios combinados con las fuerzas aéreas surcoreanas y japonesas, que desplegaron por su parte cazas F-15K y F2, respectivamente.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este sábado que no permitirá que China siga sin hacer nada para solucionar la situación con Corea del Norte.

"Estoy muy decepcionado con China. Nuestros ingenuos líderes anteriores les han permitido hacer centenares de miles de millones de dólares al año en comercio y sin embargo no hacen nada por nosotros con Corea del Norte", escribió en la red social Twitter.

"No permitiremos más que esto continúe. China podría fácilmente resolver este problema!", agregó.

Trump condenó el viernes el nuevo lanzamiento de Corea del Norte y adelantó que tomará "todas las medidas necesarias" para proteger a su país y a los aliados en la región.

Este jueves, el Congreso de Estados Unidos dio luz verde a un paquete de sanciones contra Corea del Norte, Irán y Rusia que está pendiente de la firma de Trump, quien prevé rubricarlo, según adelantó el viernes la Casa Blanca.

Tras el ensayo realizado por Pyongyang el pasado 4 de julio, Trump aseguró que estaba preparado para "cosas bastante graves" en respuesta a Corea del Norte, aunque su secretario de Defensa, James Mattis, matizó que por el momento no veía motivos para ir "a la guerra" con ese país.