todanoticia

Deportes

Nada detiene a Froome


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- Chris Froome se sobrepuso a una avería en su bicicleta y se aferró al maillot amarillo de líder en el Tour de Francia, cuya etapa 15 fue conquistada ayer por el holandés Bauke Mollema, tras una temeraria fuga en solitario.

El británico Froome, tres veces monarca de la prestigiosa vuelta, tuvo problemas con la rueda posterior en el momento más inoportuno, justo cuando el equipo AG2R de su cercano perseguidor Romain Bardet apretaba el paso de cara al último ascenso de la etapa.

Esa escalada de 8.3 kilómetros concluyó en la cima de la colina Peyra Taillade, ascendida por primera vez en la historia del Tour.

Froome se detuvo, recibió una rueda de la bicicleta de su compañero Michal Kwiatowski y reanudó la marcha. Para entonces, el pelotón de Bardet se había adelantado alrededor de un minuto.

Acompañaban a Bardet en ese grupo otros destacados ciclistas, como el colombiano Rigoberto Urán y el italiano Fabio Aru; todos a 30 segundos de Froome en la clasificación. Poco antes, los rivales de Froome habían esperado al líder cuando experimentó un problema con el cambio de velocidades.

Duró poco el “fair play”

No hubo la misma muestra de cortesía al presentarse el segundo percance.

Froome tenía dos opciones: perseguir al pelotón o renunciar al maillot.

“El pánico te paraliza”, comentó. “Realmente pensé que el jersey amarillo cambiaría de dueño”.

Optó por la persecución. Ayudado por sus compañeros Mikel Nieve y Mikel Landa, atacó furiosamente en la ladera para alcanzar al grupo, ante la ovación del público. Así, se mantuvo como puntero de la general.

“Todos se esforzaron al máximo para que yo volviera a la carrera”, destacó Froome, de 32 años, en referencia a sus compañeros.—