todanoticia

Cultura

¿Ópera "trash"? Roma, indignada por un nuevo musical de Nerón


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- Premiados coreógrafos, compositores y figurinistas, así como viejos conocidos directores y productores italianos, llevaban más de dos años trabajando en "Divo Nerone - Opera Rock".

Roma.- El lugar no podía ser más espectacular. Un gigantesco escenario se levanta sobre el Monte Palatino, con vistas al Coliseo romano, para albergar hasta el 10 de septiembre un pomposo musical sobre el más famoso de todos los emperadores romanos: Nerón.

Premiados coreógrafos, compositores y figurinistas, así como viejos conocidos directores y productores italianos, llevaban más de dos años trabajando en "Divo Nerone - Opera Rock". Se anunció como el "espectáculo más sensacional" que jamás ha visto Roma, con la intención de atraer a hordas de turistas. Sin embargo, desde su estreno a comienzos de mes, los críticos se llevan las manos a la cabeza y las monjas del cercano monasterio se quejan del ruido.

"Nuestro Nerón les sorprenderá", dijo el director artístico, Ernesto Migliacci. "Es muy distinto al Nerón de los libros de historia. Una especie de Nerón 2.0, un personaje muy contemporáneo". Nerón fue respetado por su pueblo y despreciado por los políticos, señaló, aunque lo que quiso decir con su Nerón 2.0 sigue sin estar claro. Según el director, Gino Landi, "el público está sediento de personalidades y lugares extraordinarios como éste".

Aunque la música debería recordar a grandes como Queen o los Pet Shop Boys, a juzgar por las primeras reacciones se ha quedado muy por detrás de las expectativas. Tanto los decorados como el vestuario resultan poco ocurrentes y la crítica se muestra indignada. La revista musical "Rolling Stone" habla de una "catástrofe" y lo define como "ópera trash".

Con el objetivo de atraer a los turistas que visitan la ciudad eterna, el musical tiene cinco representaciones por semana en inglés y una en italiano. Pero las críticas comenzaron ya desde antes del estreno, pues el gigantesco escenario se construyó en medio de los tesoros arqueológicos de la ciudad. "¿Los foros imperiales como escenario de un espectáculo de masas? ¿Restos arqueológicos auténticos como decorado para un musical 'kitsch' sobre Nerón? Mala idea", escribía el historiador Tomaso Montanari en "La Repubblica".

Sus creadores se defienden argumentando que el lugar sobre el que se levanta el escenario, con capacidad para más de 3.000 espectadores, normalmente está "desierto" y que han trabajado estrechamente con las autoridades competentes. Pero la cuestión es si en un lugar así y con tanto presupuesto -la región de Lacio ha desembolsado al parecer un millón de euros- no se podía haber llevado a cabo una obra más ambiciosa.

Muchos creen que la ciudad podía haber aprovechado la ocasión para dejar claro que no sólo descansan allí sus milenarios tesoros, sino que vive un florecimiento cultural. Y que no sólo busca a turistas con las carteras llenas de euros, sino a personas con nivel cultural. Al fin y al cabo, puede que el musical resulte entretenido, pero, ¿basta con eso?

Además, se ha desaprovechado la oportunidad de arrojar nueva luz sobre la figura de Nerón (37-68 después de Cristo), considerado por muchos como el emperador que incendió Roma para reconstruirla a su gusto y con fama de tirano. Últimamente los historiadores habían intentado presentarlo bajo un prisma diferente y, además, Nerón era un apasionado actor. No obstante, no está claro que al emperador fuera a gustarle su musical.

En cualquier caso, tanto el Ministerio italiano de Cultura como las autoridades romanas del ramo apoyan el espectáculo. Italia lleva tiempo intentando preservar sus incontables tesoros con ayuda de inversores privados, pero a menudo, por motivos de conservación, muchos sitios arqueológicos han permanecido cerrados al público.

"Sin embargo, deberían formar parte de nuestro día a día", escribe en el "Corriere della Sera" Francesco Prosperetti, jefe de arqueología de la ciudad. "Por eso, pensé que un musical no sería un sacrilegio", añadió. Curiosamente, desde el estreno de la obra apenas se han escuchado declaraciones por parte de las autoridades.