todanoticia

Entretenimiento

"House of cards" desnuda los retorcidos hilos del poder


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- Netflix estrena hoy (30/05) la quinta edición de la serie protagonizada por Kevin Spacey y Robin Wright.

"El pueblo estadounidense no sabe lo que le conviene. Yo sí. Sé exactamente qué necesita el pueblo. Son como niños, Claire. Tenemos que limpiarles las manos y la boca. Decirles qué pensar y cómo sentirse y qué querer (...). Por suerte para ellos me tienen a mí. Te tienen a ti. Underwood. 2016. 2020. 2024. 2028. 2032. 2036. Una nación Underwood", con estas palabras Frank Underwood (Kevin Spacey) adelanta lo que será la quinta temporada de House of cards, que Netflix estrena hoy.

"Creo que esta entrega va a mostrar un conflicto más grande entre Frank y su esposa Claire (Robin Wright), probablemente ocurra algún evento que la transforme en el personaje central (...). No me extrañaría que ella termine siendo la presidenta del país, de hecho, ella estuvo hace poco en el late show Colbert y soltó un par de cositas ahí", considera el periodista Víctor Amaya.

"En esta ocasión lo vemos completamente cimentado en el poder. Lo poco que hemos visto nos hace pensar que Underwood es invencible y, generalmente, cuando los políticos se creen invencibles vienen las sorpresas. Veremos un poco de eso en esta quinta temporada", agrega el comunicador social Arnaldo Espinoza.

"House of cards refleja tan bien la política de Estados Unidos que da un poco de miedo. La serie ha sido medio profética en algunas cosas, sus seguidores han visto cómo Underwood ha movido sus piezas en la Casa Blanca y cómo las seguirá moviendo para intentar cambiar el rumbo de la historia de EEUU y puede llevarse un gran golpe. Creo que el futuro no pinta tan bueno para él", dice Espinoza.

Amaya subraya que la trama basada en la novela del escritor británico Michael Dobbs se ha convertido en una especie de espejo de la escena política norteamericana. "Cuando se escribieron los capítulos de esta temporada, Donald Trump y Hillary Clinton estaban en plena campaña presidencial. Es una serie escrita antes de Trump para tiempos de Trump".

Además del comportamiento del jefe de Estado en la oficina Oval, Amaya destaca el peso del paso del tiempo en esta edición. "Un presidente que está cada vez más canoso, con el pelo completamente blanco y con más arrugas enfrentará a Will Conway (Joel Kinnaman), un candidato joven, vigoroso, atractivo, con una familia de postal con cierto parecido con Paul Ryan, representante del partido republicano en el Congreso de EEUU".

Y aunque Underwood intente venderse como una figura invencible, Amaya está convencido de que ya empiezan a hacer mella en el mandatario los enredos políticos que él mismo ha creado. "En esta oportunidad veremos a un presidente desesperado por mantener el poder, que lleva al Congreso una petición para declararle la guerra a un país aplicando la típica estrategia del miedo interno para unificar".

El comunicador social aplaude el personaje interpretado por el ganador del Óscar como Mejor Actor, un presidente con problemas de gobernabilidad, de credibilidad, de popularidad y todo lo que pone en práctica para seguir en el poder.

Las preocupaciones del funcionario no terminarán en la sede del Poder Ejecutivo. "Además de la lucha por el poder será interesante ver cómo se desenvuelven las relaciones personales. En la primera entrega se veía la dependencia entre marido y mujer, pero ahora no; ella tiene su propia agenda y es capaz de hacer lo que sea para impulsar sus aspiraciones. La serie ha logrado reinventar los personajes para atraer a los televidentes con mucha más fuerza", asegura Espinoza.

"En la primera temporada se muestran las ambiciones de Frank Underwood, pero la cuarta y la quinta están mucho más enfocadas en las ambiciones de su esposa, en cómo ella va a armar su propio equipo, cómo se conduce ya no a la sombra del protagonista, sino por cuenta propia", acota Amaya.

El periodista considera que uno de los retos de la producción será "seguir mostrando la decadencia del poder en un país donde éste es tan decadente. Hay gente que dice que la realidad es peor que cualquier cosa que haya mostrado House of cards hasta ahora".

Underwood seguirá en el poder, pero en su empeño deberá sortear las ambiciones de su propia esposa, la campaña presidencial, conflictos externos y protestas. Y le tocará seguir demostrando que él crea terror, que no se doblega.

House of Cards | 5