todanoticia

Mundo

Norcorea amenaza con hundir portaaviones de EEUU si entra a sus aguas


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad

-todanoticia.com- Ciudadano estadounidense fue detenido cuando intentaba abandonar Corea del Norte, convirtiéndose en el tercer estadounidense detenido en el país.

Tokio.- El Gobierno de Corea del Norte advirtió este domingo que tiene la capacidad de hundir el portaaviones estadounidense USS Carl Vinson, que participa en unos ejercicios militares con Japón en aguas de Filipinas, en el momento en que se acerque a sus aguas.

El anuncio llega horas después de que Japón y Estados Unidos iniciaran maniobras en el océano Pacífico, y antes de que el portaaviones se aproxime a la península de Corea, informó el Ministerio de Defensa de Japón, destacó el diario madrileño ABC en su página web.

Los ejercicios se llevan a cabo en el mar de Filipinas. El portaaviones norteamericano USS Carl Vinson y su escolta, dos destructores lanzamisiles y un crucero también lanzador de misiles, "continúan su ruta hacia el norte en el Pacífico Oeste", informó la Marina estadounidense.

La confusión reinó en los últimos días sobre la posición exacta del grupo aeronaval. El presidente estadounidense Donald Trump había sugerido que se dirigía hacia la península coreana cuando en realidad lo hacía hacia Australia.

El sábado, el vicepresidente norteamericano Mike Pence declaró en Sydney que llegaría en los próximos días al mar de Japón.

El USS Carl Vinson y la Marina japonesa iniciaron "un ejercicio bilateral en mar de Filipinas", declaró la Marina estadounidense en su página Facebook.

El objetivo es garantizar "que las fuerzas marítimas están listas para defender la región en caso de necesidad", agregó.

Los ejercicios navales deben durar varios días e involucran a dos barcos de guerra japoneses, precisó el ministerio de Defensa.

Es la tercera vez que que la Marina japonesa realiza ejercicios con el Vinson, tras dos similares realizados en marzo pasado.

Pence advirtió el miércoles pasado que Estados Unidos respondería a cualquier ataque de Corea del Norte de manera "avasallante y eficaz".

Corea del Norte desarrolla un misil balístico intercontinental capaz de transportar una ojiva nuclear hasta el continente americano. Desde hace semanas se especula sobre un sexto ensayo nuclear inminente del régimen norcoreano.

Pyongyang endureció el tono en las últimas semanas, multiplicando las amenazas de represalia incluso contra aliados regionales de Estados Unidos, como Japón y Corea del Sur, en donde están desplegadas importantes fuerzas estadounidenses, pero también Australia.

Por otra parte, un ciudadano estadounidense fue detenido cuando intentaba abandonar Corea del Norte, convirtiéndose en el tercer estadounidense detenido en el país, informó este domingo la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

"Estamos al corriente de la información de que un ciudadano de Estados Unidos fue detenido en Corea del Norte", dijo por su parte en Washington un responsable del Departamento de Estado, añadió AFP.

La detención se produce en un contexto de tensas relaciones entre Pyongyang y Washington.

Según las fuentes de Yonhap, el hombre, identificado como Kim, fue arrestado el viernes en el aeropuerto internacional de Pyongyang cuando se disponía a dejar el país.

Kim, de unos 50 años y exprofesor en la universidad china de Ciencia y Tecnología de Yanbian, ha estado involucrado en programas de ayuda para Corea del Norte.

Esta persona se hallaba en el país para hablar sobre actividades de asistencia, según Yonhap. Se ignoran las razones de su detención.

Aunque la detención no pudo ser confirmada, el director del grupo llamado World North Korea Research Center, basado en Seúl, indicó que sus fuentes en Pyongyang confirmaron el arresto.

"La razón por la que Corea del Norte no dice nada es porque aún no han terminado con las investigaciones", dijo Ahn Chan-il, un antiguo desertor del Norte.

"Es importante para ellos mantener como rehén a un ciudadano estadounidense para advertir a Estados Unidos contra cualquier acción para acabar con Kim Jong-Un," añade Ahn, aludiendo a los temores del Norte de que Washington tenga planes militares secretos para derrocar al líder norcoreano.

Otros dos ciudadanos estadounidense -el estudiante Otto Warmbier y el pastor coreano-estadounidense Kim Dong-Chul- se encuentran actualmente detenidos en Corea del Norte tras haber sido condenados a largas penas de cárcel, por "espionaje" o "crímenes contra el Estado".