todanoticia

Salud

Osteoporosis: Lanzan una droga de acción muy rápida y más potente


Alternative content

Get Adobe Flash player

Ad Ad

Esta noticia

Autores: BL

Canal: Salud

Fuentes: Clarín

Comparte la noticia: HTML

-todanoticia.com-

A fin de mes estará a la venta en el país una nueva droga para el tratamiento de la osteoporosis, una enfermedad que debilita los huesos en su densidad y calidad, y afecta a una de cada cuatro argentinas mayores de 50. Ya fue aprobada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) y fue presentada ayer a la prensa.

“La aplicación de una inyección subcutánea cada seis meses tiene una acción más rápida y potente que los tratamientos disponibles hoy en el mercado, en su mayoría a base de bisfosfonatos” , informa a Clarín , José Zanchetta, presidente del Instituto de Investigaciones Metabólicas (IDIM).

La droga se llama Denosumab (su nombre comercial es Prolia) y desde julio de 2009 GlaxoSmithKline la vende en todos los países europeos, Australia, Nueva Zelanda y México.

“Es un anticuerpo monoclonal que bloquea las células que desgastan el hueso –explica Zanchetta–, y se diferencia de las drogas que existen hoy porque tiene una acción más rápida y potente: empieza a actuar a la semana de aplicada, cuando las otras lo hacen recién a los tres meses, y su acción dura seis meses”.

Tomar la medicación para frenar la osteoporosis no es una tarea fácil para los pacientes: deben hacerlo en ayunas, preferentemente de pie, tomar un cuarto litro de agua y esperar media hora para comer porque de lo contrario se bloquea su efecto. Y no se puede indicar a quienes tienen gastritis o problemas renales. Es una de las razones por las cuales, según estudios médicos, la mitad de las personas abandona el tratamiento al año. Denosumab no es la primera inyección para combatir esta “epidemia silenciosa”. En 2008, el laboratorio Novartis sacó al mercado una inyección de ácido zoledrónico (también del grupo de los bisfosfonatos) que requiere una aplicación anual por vía intravenosa.

“La diferencia con todos los tratamientos existentes hasta el momento es que Denosumab actúa inhibiendo a los osteoclastos, las células que destruyen el hueso”, señala Zulma Man, especialista en Endocrinología, Medicina Nuclear y Osteología y directora del Curso de Postgrado en Osteología d ela Universidad Favaloro.

Zanchetta repasa que hay dos tipos de terapias para luchar contra la osteoporosis: “Las anabólicas, basadas en la hormona paratiroidea (una inyección subcutánea diaria) que forman hueso nuevo; y las antiresortivas, que hacen que el recambio del huesos (algo natural en el organismo, como sucede con la piel) se frene o disminuya después de los 50 años con la llegada de la menopausia y la baja de estrógenos. Estos fármacos están en el mercado hace más de 20 años y los más conocidos son los bisfosfonatos, que se pueden administrar por vía oral (diaria, semanal o mensual) o intravenosa (cada tres meses o una vez por año) como la de ácido zoledrónico”. El especialista agrega que “no se pueden tomar por períodos superiores a los tres años, por las consecuencias que pueden ocasionar en el organismo”.

Acerca de la cobertura que las obras sociales y las prepagas harán de esta nueva droga, María Eugenia Duarte, asesora médica de Metabolismo, Urología y Dermatología de GlaxoSmithKline Argentina indicó a Clarín que si bien es una aplicación semestral, el medicamento podrá ser abonado en 6 cuotas y su costo mensual rondará los $ 170, luego del descuento hecho por el sistema de salud”. bl.